Translate

viernes, 22 de abril de 2011

EVOLUCIÓN Y BONSÁI.

En medio del maremagno de estilos en el que nos movemos en el mundo del bonsái, algunos muy encorsetados en normas y posiciones para conseguir una correcta distribución de raíces, troncos, ramas...
No está de más pararnos a reflexionar sobre el camino ya hecho por algunos maestros y estudiosos sobre este maravilloso mundo de la estética japonesa.
Sin entrar a fondo en materia , si debemos recordar , al menos por el camino por el que ha pasado ésta  a través de los siglos.
Como bien explica el japonólogo Federico Lanzaco Salafranca en su libro:"Los valores estéticos en la cultura clásica japonesa". Esta pasó sucesivamente por un primer estado arcaico seguido de tres constelaciones de valores, integrando cualidades tales como : Masuraobi (belleza masculina), Mono-No-Aware(conciencia melancólica de la impermanencia de la vida),Wabi (austeridad), Sabi (simplicidad), Yuguen (misterio, profundidad) o kami(ligereza).
Valga también el estudio del profesor Umehara takeshi en el que distingue tres tipos de belleza: Goken no bi (belleza del guerrero), Yuga no bi (belleza elegante y refinada-geisha) y Yuguen no bi (belleza profunda y misteriosa- monje).
Está clara la evolución de estos sentimientos dentro del mundo japonés en todos los ámbitos, y por su puesto su expresión en el artístico.
El bonsái evolucionó desde formas muy rígidas a estilos más libres gracias a maestros como Murata o kobayashi dando paso a la escuela de vanguardia, la que se apoya en dos pilares : Naturaleza y Autor (=Naturaleza + Artista).
La idea de Naturaleza no es nueva, por todos es conocida su importancia dentro del mundo Nipón. Recordemos aquellas bellas palabras del premio Nobel de Literatura del año 1968, Kawagata Yasunari durante el discurso a la entrega del premio, pero si la de Autor. De esta corriente no podemos dejar de hacer mención a los maestros Kimura Masahiko y Massimo Bandera.
De lo que creo que ya no cabe ninguna duda es que ha llegado la famosa globalización al Bonsái y, con ello, una nueva serie de maestros que van a hacer evolucionar este bello mundo, quizás a nuevas estéticas... pero no podemos olvidar que el bonsái tiene unas normas básicas y para que nos sigamos manteniendo dentro del ámbito bonsái se deben cumplir cada una de ellas, el hecho de esta evolución no puede estar marcado por el menoscabo de alguna de ellas sino por aumentar el valor añadido con alguna otra.
Hace varios años dejé abierto un paréntesis , y en el una conversación con un admirado compañero en la que dejamos varias preguntas en el aire:
¿Pierde sentido la idea de Autor en el tiempo en una obra bonsai?
¿Tiene sentido que una obra bonsái sea el resultado de trabajos de varios artistas?
¿Debemos volver al origen del bonsái y dotarlo de antiguos valores metafísicos? (idea del Do).
Por último recordar las palabras de Matsuo Basho:
"No sigáis exactamente el camino de los clásicos del pasado, sino buscad lo que ellos buscaron ... seguid la naturaleza y volved a ella". En resumen más evolución.